Get Adobe Flash player

Maria Felipa de Oliveira fue una guerrera legendaria, quien jugó un papel importante en la guerra de Independencia de Brasil en Bahía, en el siglo XIX. Maria Felipa vivía en la antigua Rua da Gameleira, en el pueblo de Ponta das Baleias. Conforme se fue organizando la resistencia ante la ocupación Portuguesa en Itaparica, ella  actuó como voluntaria en diferentes funciones, tanto como guerrera, liderando combates, como enfermera ayudando a los heridos en plena lucha. En ese entonces, Maria Felipa acostumbraba a remar su canoa desde Ilha de Itaparica hasta el antiguo Cais Dourado para jugar capoeira. Durante las rodas, obtenía información sobre las novedades de la guerra, y así transimitirla al movimiento de resistencia en Itaparica.

El 10 de Junio de 1822, la Ilha de Itaparica fue invadida por los Portugueses, al comando del General Madeira de Melo. Su plan era invadir la isla para controlar la guerra desde Bahía de Todos os Santos. Maria Felipa Lideraba una banda de 40 mujeres, conocidas como vedetas da Praia porque viajaban a las aproximaciones de las embarcaciones portuguesas y las canoas de los soldados que intentaban desembar en la isla. Junto con sus vedetas, se infiltró en el campamento del ejército, atacaron a los guardias, y prendieron fuego a 42 embarcaciones de la flota de Madeira de Melo.

Otra acción que se le atribuye a Maria Felipa Oliveria es en una ocasión que con valentía acudió en defensa de una antígua imágen de Nossa Senhora da Piedade. Esta imágen fue traida a la Isla de Itaparica por el Visconde de Rio Vermelho. Esta Virgen era la patrona proctectora de los pescadores, marisqueiras y toda la población pobre de la isla. Cuando el Visconde murió, sus descendientes querían deshacerse de esa imagen. Se dice que fue Maria Felipa con sus seguidoras quienes lucharon contra los soldados de la policía para impedir que le arrebataran la Patrona a los isleños. Hoy en día, la imagen de la Santa se mantiene, y está erguida en el altar de la capilla que se construyó en su honor.

Muchos afirman que Maria Felipa de Oliveira es también la legendaria Capoeirista María Doze Homens, cuyo nombre se le dio porque se dice luchó y venció a 12 hombres. Algunas versiones dicen que fue en una de las rodas que frecuentaba en el Cais Dourado, otras dicen que mató a 12 soldados portugueses. Sin embargo, hay quienes discrepan que se trate de la misma persona. Algunos dicen que era de la época de Besouro Mangangá, que fue su compañera y maestra de algunas mujeres capoeiristas como María Salomé. Sin embargo, esta última versión se confunde con un personaje llamado Doze Homens, quien era parte de la cuadrilla de capoeiristas de Besouro.  Jorge Amado se basó en ella para la creación del personaje de Rosa Palmeirão en su novela Mar Morto.


Facebook


Instagram


Youtube




Cordao de Ouro Costa Rica. 

Todos los derechos reservados.